jueves, 14 de enero de 2010

"Amor en el hospicio", de Dylan Thomas

Una extraña ha venido
a compartir mi cuarto en la casa no muy bien de la cabeza,
una joven loca como pájaros

que traba la noche de la puerta con su brazo de pluma.
Y sujeta en la cama confusa
engaña a la casa a prueba de cielo con nubes que entran

engaña incluso con paseos al cuarto de las pesadillas,
suelta como los muertos,
o cabalga los mares que imagina del pabellón de hombres.

Ha llegado poseída
la que admite la luz engañosa a través del muro saltador,
poseída por los cielos

duerme en la angosta canaleta del tejado, camina incluso el polvo
delira incluso a voluntad
en las mesas del loquero desgastadas por mis lágrimas andantes.

Y llevado por la luz en sus brazos al largo y deseado fin
podré sin falta
sufrir la primera visión que incendia las estrellas.

1 comentario:

Eva Llurda Bosch dijo...

Qué buena traducción! De quién es?