martes, 2 de noviembre de 2010

"La meta", de Hamlet Lima Quintana

Hay que llegar a la cima,
arribar a la luz,
darle un sentido a cada paso,
glorificar la sencillez de cada cosa,
anunciar cada día con un himno.
Hay que subir por esa calle ancha,
dejar atrás el horror y los fracasos,
y cuando entremos cantando por la cumbre,
estirar las manos hacia abajo
para ayudar a los que quedaron rezagados.

[Gracias a Héctor Larrea, que lo leyó al aire y me explotó la cabeza.]

No hay comentarios: